Durante el pasado fin de semana se celebró una nueva edición del Congreso Web, este año renombrado a Congreso de Internet.
Apenas comenzaba la sesión de Networking y ya se empezaban a formar las primeras críticas ante los primeros incidentes.
La noticia estrella era: No hay WiFi en el Congreso de Internet. Y así fue… la organización dio explicaciones, que no fueron suficientes para los asistentes, los cuales no paramos en ningún momento de comentarlo por twitter… por supuesto, pagando nuestra conexión 3G. La desorganizada organización dejó un mal sabor de boca.
En cuanto a los ponentes y las charlas, se pueden destacar cuatro.

Pedro Rojas nos convenció en lo necesario que es para una empresa tener visibilidad en las Redes Sociales. Mostró unos gráficos y estadísticas que demostraban su importancia. Por desgracia, cualquier tema que se acercaba a explicar como hacer Social Media, paraba y hacia el comentario, que si nos lo contaba, nos tendría que cobrar (cuando ya habíamos pagado 75€. Se quedó en algo superficial donde lo único que quedo claro es… necesitas contratar Community Managers para tu empresa…

Victor Puig trató el Neuromarketing. Cómo influye la publicidad sobre el subconsciente, cómo combatirla, y cómo utilizarla a nuestro favor. Todo ello fue aplicado a las estrategias de venta online mostrando ejemplos de las web más conocidas. Fue interesante y a la vez entretenido. Recomiendo que asistáis a algunas de sus ponencias.

Javier Ortiz se encargó de la parte SEO. Explicó detalladamente las estrategias de algunas de las web con mejor SEO, entre ellas, PáginasAmarillas. La clínica SEO fue mucho más aburrida. Consistió en observar durante 1 hora 4 páginas web poco trabajadas de 4 asistentes.

Por último, Alfonso Alcántara salvó el congreso web con su ponencia que se alargó a las casi 3 horas. Explico en 10 sencillos pasos como mejorar tu presencia en Internet. Fue muy interesante, educativo, y muy divertido. A pesar de ser la última ponencia del Sábado, y de estar todos cansados, nadie salió de la sala hasta que terminó. Estoy deseando ir a su siguiente charla.

El resto no merece la pena destacarlo. Consistió en escuchar dudas básicas con sus respuestas lógicas, y observar en el proyector websites que no había por donde cogerlos.

Twitter echó humo continuamente en contra de María Rosa Diez, la encargada de montar el evento. De los 1700 asistentes que se esperaban, fuimos casi 600. No hubo WiFi. Sillas incómodas para tantas horas. Ni un triste aperitivo. Y muchas, muchas horas de relleno con Clínicas y ponentes sin nada que aportar al mundo. El target de este año era para un público más inexperto en el mundo informático… cosa, de la que no se informó a los asistentes antes de reservar plaza.

Podéis descargar las presentaciones desde aquí

More